LA CIA Y EL CASO ARBENZ


LA CIA Y EL CASO ARBENZ.

ROBERTO GARCÍA FERREIRA

Prologo a la edición guatemalteca

LA CIA Y EL CASO ARBENZ“Están invadiendo Guatemala”  sentenció el joven una fría noche de mediados de junio de 1954.   Aunque algo abruptamente, ese mensaje interrumpía una clase de preparatoria en un liceo nocturno de Montevideo.   Con ese impulso tan propio de la juventud, varios alumnos de esa y otras clases decidieron abandonar los salones y emprender una manifestación  espontánea en solidaridad con “La Guatemala de Arbenz”.   Entre aquellos jóvenes estudiantes estaba mi padre.  fueron reprimidos por la policía y junto a varios de sus compañeros terminó tras las rejas.  “aquel del librito” grito uno de los policías para referirse a él antes de detenerlo.

Aunque los historiadores somos poco proclives a bucear en nuestra propia subjetividad, con toda probabilidad la historia de mi vinculación  con Guatemala nació allí.

Bastante mas tarde, mientras cursaba una signatura dedicada a la historia latinoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, la historiadora Lucia Sala de Touron –mi “maestra” como se suele decir en Guatemala–  empleó buena parte de una de sus clases para referirse a la Revolución guatemalteca.  Recuerdo que lo hizo con la pasión y el compromiso de siempre.  Pero no solo por su sistemático estudio sabia de aquellos lejanos hechos:  en su juventud ella misma se había involucrado en la solidaridad con Guatemala firmando manifiestos de apoyo y participando en varias actividades de repudio contra la intervención de los estados unidos.  Con su impulso me contagio y opté por elegir ese tema para realizar mi trabajo de pasaje de curso sobre la caída de Jacobo Arbenz(1) por supuesto empece por donde ella me sugirió:  tenes que leer “la patria del criollo” de Severo Martines Pelaez, “el libro de historia mejor escrito que yo leí.”(2)

fragmento

Roberto Garcia Ferreira,

Monrevideo Uruguay 2009

precio sugerido    Q80.00

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *